La senda habitada, catálogo de Raimundo de Pablos

El placer de mirar y recoger la esencia de los elementos: la luz que dibuja, tiñe y contrasta; el líquido que moldea, vigoriza y anega; el verdor que refresca, protege, y esconde. Trabajar esas materias primas en el obrador, sin prisas, sin alharacas, con un método pausado y subjetivo: la propia interpretación de un espacio... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑